Cap 4 – Vete al infierno

–Sabes que es una costumbre impuesta mucho después de la instauración de la iglesia, debido a las constantes polémicas que levantaban las apariciones de hijos bastardos de sacerdotes y obispos. Sabes que el Gran Jefe no te ordena ser célibe, ¿verdad?

–Lo sé. Lo hago por decisión propia, porque pienso que las relaciones sexuales convierten en algo superfluo lo más sublime de la vida, que es el amor. Dos cuerpos desnudos no pueden transmitirse otra cosa que no sea lujuria.

–Tonto –Cassiel se acercó a mí y me habló seriamente–. No son animales, Julián. Todo lo que son, todo lo que hacen, tiene un significado y ese significado se lo da cada uno… El sexo sí puede ser usado para expresar algo tan puro como el amor. Sólo ustedes tienen la capacidad de hacer tal cosa. Pensar que estás desperdiciando un don tan noble, me pone los nervios de punta.

Unos días después, Julián se presentó a una importante prueba impuesta por la iglesia. Se sentía listo y creía que sus sentimientos puros lo hacían merecedor del puesto que se ofrecía al pasar la prueba. Sólo quería ayudar y, de seguro, Dios lo ayudaría por eso. Pero los planes del Gran Jefe y los de nosotros, simples mortales, nunca van de la mano. Julián no pasó el examen. Desilusionado y frustrado, regresó a su hogar, pensando en las muchas injusticias de la vida.

Existen momentos en la vida que nos obligan a cuestionar hasta el motivo de nuestra propia existencia y ese era uno de esos momentos para Julián. No se sentía con ganas de sonreír o de tratar de ayudar. No estaba en uno de sus mejores días y fue por eso que ese día encontró a Cassiel especialmente irritante.

Se encontraba en la sala, tratando de despejar su mente de pensamientos negativos, cuando entró Cassiel. Este intentaba captar su atención con gestos y palabras sugerentes. Julián no estaba de humor para aguantarlo; así que, lo tomó con fuerza de los brazos y lo miró a los ojos.

–Eres un fracaso total. Jamás seré capaz de devolverte al Cielo; así que, vete de una vez al infierno.

Las palabras parecieron herirlo profundamente. Por un segundo, Julián contempló cómo algo dentro de Cassiel se quebraba. De inmediato, el remordimiento lo obligó a suavizar su mirada e intentó disculparse. Pero Cassiel ya había desaparecido, para cuando Julián pudo reaccionar.

Cassiel se había ido. Tan repentinamente como había llegado. Hacía una semana y tres días que el ángel se había ido. Julián se sentía horrible al notar que estaba contando los días y que miraba con mucha frecuencia la ventana por la que Cassiel había llegado a su vida, destrozándola, haciendo que tuviera que repararla.

Esa noche, como muchas otras, antes de acostarse, se había asegurado de dejar la ventana sin seguro, para que Cassiel no rompiera otra ventana al regresar. En el fondo, tan sólo quería asegurarse de que el ángel no se lastimara al entrar, pero no lo iba a aceptar. Lo que no quería era tener que arreglar la bendita ventana una vez más.

Trataba de encontrarle el lado bueno a la ausencia del ángel. Podía volver a dormir en su cama. Podía volver a disfrutar de la privacidad y el descanso que había perdido con su presencia; ya que, había menos desorden y ruido en la casa. Podía retomar sus estudios con incluso mayor intensidad. La lista de beneficios era interminable…, pero Julián no estaba feliz.

Una semana y tres días sin Cassiel en su hogar.

Se revolvió en la cama y tomó el reloj. Eran las doce en punto.

Una semana y cuatro días sin Cassiel, molestándolo.

Doce días extrañándolo.

Anuncios

2 thoughts on “Cap 4 – Vete al infierno

  1. La verdad es que los capitulos te van enganchando sin darte cuenta…cuando el siguiente? XDDDD
    Saludos cariñosos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s